El secreto de un amor inalcanzable: el sueño de una vida nueva en "La Vida nueva" de Dante Alighieri

Ezequiel Carlos Campos

Al fin de nuestra vida creo que las únicas cosas
agradables serán las que soñamos
y las que no llegamos a hacer.
France [sic]


I
En este texto me propongo desarrollar un enfoque sobre el amor, un amor que en vida es imposible, inalcanzable, el cual después llegará no a concretarse sino a inmortalizarse. Otro tema que trataré será el del sueño como parte fundamental en la vida nueva que el narrador de la obra va a tener para así lograr un amor puro, racional, entre él y su amada.

II
Antes de empezar a desarrollar las cuestiones en este trabajo deseo dejar fuera la vida misma de Dante, disipar esas cuestiones sobre las incógnitas que los historiadores y literatos tanto hablan, sobre quién era Beatriz, cuándo la conoció, si existe o fue sólo materia del pensamiento del poeta o cualquier otra; no, tomaré la obra como un mundo, una historia alterna a la real. Si es menester sacar algún punto de la propia historia de Dante lo mencionaré. Se contará la historia de La vida nueva para contextualizar al lector sobre los hechos amorosos entre Dante y Beatriz.
Dante y Beatriz por John William Waterhouse, 1914. 
Al inicio de la obra Dante Alighieri desea que quede claro una cosa: el libro es resultado de la materia impresa de su memoria, o sea, es un recuerdo de la vida pasada que él mismo vivió. Dante, a los nueve años, conoce a Beatriz, coetánea a él en la historia, y desde el primer momento de haberla visto queda enamorado por completo, Amor se apodera de su alma y lo domina con “el fiel consejo de la razón”.[1] Beatriz pasa por donde Dante y ella lo mira, es así que el poeta toca el filo de la felicidad. Esa misma noche sueña y escribe un soneto del propio sueño. (Ya que los sueños son tantos y de tan cargados significados no los analizaré por no ser parte esencial en el texto, aunque claro, si llegase a servirme algún significado para este desarrollo, lo señalaré). Tanta es su turbación que hasta a los propios amigos les pesaba mirarlo, preguntándole qué era lo que tenía, pero Dante lo ocultaba. Y así escondió su amor hacia Beatriz. Encontró a otra mujer, utilizada como escudo para no ser descubierto el verdadero amor, pero esa otra dejó la ciudad y Amor hízole encontrar nueva defensa a ese amor. Beatriz se enoja con Dante. Él sueña otra vez y se le aparece el hijo de Venus y le refiere que es tiempo de que acaben las simulaciones. Para no dar en extremo detalle la historia, después de verse en distintas ocasiones Dante y su amada, y de ya saberse el amor hacia ella, muere el padre de Beatriz y ella queda en congoja. Para la desdicha de Dante, su dama muere posteriormente y el poeta encuentra a una joven, casi quedando enamorado pero otra vez ve a Beatriz y queda de adorarla para siempre, disipando toda oportunidad de un nuevo amor.
La Vida nueva está escrita a manera de poética, sus versos vienen precedidos de una prosa, una historia, que el propio Dante agregó para darle sentido a los versos que había escrito; siendo continuados por las explicaciones de los poemas. 

III
Dante y Beatriz por Ary Scheffer.
Sin decir más, entro al primer tema que se tratará: el secreto del amor del poeta a su amada. ¿Por qué Dante en un principio oculta el amor de Beatriz? ¿Acaso lo haría por no quitar la máscara de su musa? Estas cuestiones vienen para tratar de despejar un poco esta duda. Escribo lo siguiente: Dante, al principio de la obra, no desea nombrar a Beatriz primeramente porque no quería que ella supiera su amor. Después que Amor domina el cuerpo y el alma del poeta, la gente, a más de chisme que en verdad querer saberlo, le pregunta: “¿Por quién te ha destruido así Amor?”[2] Cuando Dante decidió disfrazar la verdad haciendo creer a la gente que ese amor era aquella dama, se puede pensar que ocultaba sobremanera el nombre de Beatriz. ¿Será que le era imposible, que eran dos personas por completo diferentes, ya sea en aspecto social, político o religioso? Aquí tomo algo de la realidad que me servirá para contestar lo antes preguntado. Ni los mismos especialistas creen a la perfección por qué el amor de los dos no se concretó. Se sabe que existió una Beatriz que concuerda con las fechas apuntadas en la obra, será entonces que Dante no tenía la edad que dice tener en la historia y ella sí, por eso no se realiza un amor verdadero. Otra tesis es la siguiente, a mi parecer: esa Beatriz de aquella ciudad estaba casada con Simone de´ Bardi[3], por eso Dante no pudo tenerla. Por lo que llego yo con mis torpes lecturas de la obra de Dante, es que Beatriz en verdad existió pero desde el momento de verla por primera vez Dante sabe que será un amor imposible, sin meterme en esas cuestiones que antes hablaba. Porque es percibido que la Beatriz de La Vida nueva nunca da un trato, no acepta el amor que él siente por ella. Sí, en un apartado de la obra se dice que la otra dama se enoja por escuchar sobre Dante y aquélla, el escudo de su amor verdadero, pero eso no tiene mayor importancia. ¿No será un engaño del autor al lector para darle más sentido a la historia? Algo es necesario comentar, hay simples alusiones a un “amor” que dizque siente Beatriz por Dante, aunque sólo hay miradas, saludos, hablando más estas acciones que las propias palabras jamás dichas por la bella mujer.
Decir entonces que en la obra hubo un amor sería mentira; eso es la frustración que el autor crea a través del tiempo de la historia, nunca sabe si Beatriz le correspondía como él creía, porque una cosa es que se te aparezca la amada después de muerta y pienses que regresa para hacerte reaccionar, a que no te enamores de nadie más que de ella y se diga:
                           
                 “Desde entonces, empecé a pensar en ella con el corazón tan avergonzado que lo evidenciaban los muchos suspiros, los cuales, al salir, expresaban lo que el corazón decía, a saber, el nombre de la nobilísima dama y cómo partió de este mundo”.[4]
           
El secreto del amor se vuelve esencial al punto de dejar estas dudas en un nivel literario e histórico. ¿Por qué en un principio quiso Dante ocultar el amor sentido? ¿Por qué después Amor obliga para que el secreto se conozca? Al inicio ese amor servía de base para los sonetos o las canciones que el propio poeta le escribía a ella, su musa. Cuando se conoce el misterio, muere el padre de Beatriz y poco después la misma. ¿Por qué entonces Amor quitó el disimulo? ¿Será que de todas formas Beatriz iba a morir?

IV
¿Cuál es en este aspecto esa vida nueva que el poeta va a tener? Parafraseo el epígrafe del trabajo y le doy un sentido irónico: las cosas que se sueñen y no se lleguen a hacer serán agradables. A qué va esto, a que esos sueños constantes que tiene Dante serán punto importante en el desarrollo de la obra. Aquí no entra la posibilidad de que esos sueños no se hayan cumplido, porque es viceversa, lo que en algunos casos no es bueno. Voy a describir poco sobre algunos sueños que son importantes: en esta parte no es un sueño como tal, sino después de caer enfermo Dante y empezar a delirar, se dice él lo siguiente: “Alguna vez tendrá que morirse la gentilísima Beatriz”.[5] Sucede como una premonición, dicho lo cual muere su amada. ¿Qué fue entonces ese delirio-sueño, un “debes entender que esto pasará muy pronto”? Pongo otro ejemplo: cuando Amor se le aparece en sueños para decirle Filimi, tempus est ut praetermittantur simulacra nostra[6] y explicar el enojo que tuvo Beatriz hacia Dante por esconder el secreto de su amor.
El punto de colocar el tema del sueño no era para explicar las significaciones que los mismos pueden dar en una lectura distinta, no, sino he tratado decir que la obra de Dante es una alegoría: el sueño de una vida nueva. Me explico, hay dos etapas –en el texto del poeta se perciben con claridad– en la vida de Dante, la primera sería esa vida pasada, o sea, antes de conocer a Beatriz, ¿sería acaso él una persona sin rumbo, sin guía, sin motivo de vida? La segunda es la vida nueva que comienza en el momento de ver y conocer a la niña que tanto ha amado, esa novedad comienza y no va acabar hasta que se reúnen los dos en el Paraíso. Federico Ferro Gay, en la Introducción, dice al respecto: “[…] “la vida nueva” pasa a significar el comienzo de una existencia que se renueva constantemente en el amor, un amor que tiene características nuevas […]”. La vida nueva de Dante es el acto de amar para siempre.
Beatriz será la inspiración de una buena vida, de la salvación del propio poeta (La Divina Comedia). Con amor o sin amor en la vida, Dante sabe que su amada va a estar con él, aunque no sea físicamente, y lo llevará a una vida mejor. Nunca sueña con esa vida sino que por razones religiosas, literarias o del simple destino, para Dante será menester soñar con otro lapso, lo vivirá para en un futuro escribir la continuación de ese amor imposible y llevarlo a otra vida nueva, la segunda y última que el poeta italiano va a palpar en toda su existencia literaria.


V
Como conclusión: Dante Alighieri, en La Vida nueva, nos habla de ese amor imposible tan conocido por la Historia de la Literatura. De cómo inició su primitivo amor y de cómo se separan para volverse a encontrar en su libro más importante. Lo que se realizó en este trabajo fue desarrollar dos temas, el amor en secreto y el sueño de vivir otra vida, que en los puntos III y sucesivos vine tratando.
Dante y Beatriz en el paraíso por Gustave Doré.
Es misterioso el amor secreto hacia Beatriz, pero fue el poeta el que así lo describe en su obra y deja en entredicho la supuesta tesis respecto al tema en una primera lectura de la obra. De cómo el autor pasa a una vida nueva al conocer a esa niña habla de una nueva forma de vivir del poeta; ella será la dueña de su pluma y de su vida, todo para reencontrarse y, quizá, ahora sí poder realizar el sueño de nuestro escritor: el estar junto a Beatriz y amarla para siempre.




BIBLIOGRAFÍA:
ALIGHIERI, Dante, La Vida Nueva/ Tratado de la lengua vulgar, México, SEP (Cien del mundo), 1986.
SORIANO, Raúl, Frases célebres de hombres célebres, México, Editores Mexicanos Unidos, 2010.






[1] Dante Alighieri, La vida nueva / Tratado de la lengua vulgar, México, SEP (Cien del mundo), 1986, p. 22.
[2] Ibid., p. 25.
[3] Federico Ferro Gay en la Introducción a la obra de Dante, op. cit., p. 14.
[4] Ibid., p. 71.
[5] Ibid., p. 48.
[6] “Hijo mío, es tiempo de que se acaben nuestras simulaciones”, p. 31.

Comentarios

  1. Y usted Ezequiel, ¿ha encontrado a su Beatriz?
    Siempre he tenido esa duda, si es que todos los escritores tienen una sola musa, si escriben por el mero placer de hacerlo o si cambian de tiempo en tiempo.
    Buena lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no soy de esos que tienen su musa. Quizá esa sea la clave de escribir, el buscarla, pero si llego a encontrarla probablemente deje de escribir, muy probable, por eso prefiero no tenerla o mínimo seguir buscándola hasta nunca encontrarla.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario

¿SE TE PASÓ ALGUNA PUBLICACIÓN? ¡AQUÍ PUEDES VERLAS!